La cocina económica

La cocina económica, relegada hoy en día a un reducido número de hogares del entorno rural principalmente, nace en Inglaterra; al disponer una cámara de ladrillos donde se albergaba el fuego y una superficie plana en su parte superior donde descansaban las ollas. El término “económica” se debe precisamente al mejor aprovechamiento del combustible que conseguía este tipo de cocina respecto a la tradicional lumbre.

En el año 1630, el inventor británico John Sibthrope patenta una versión metálica de este ingenio, utilizando carbón, en vez de leña como combustible. Sin embargo, la idea de cocinar sobre un fuego encerrado en vez de hacerlo directamente sobre la llamas no acababa de cuajar, debido a la ralentización del proceso de cocción al tener que calentar un elemento intermedio como era la superficie de la cocina.

Más tarde, otro británico llamado George Bodley que se dedicaba a la fundición de hierro, patentó en 1802 una cocina de hierro forjado y calentamiento uniforme, provista de chimenea de escape, que se convertiría en el prototipo de cocina económica del siglo XX.

En España principalmente se instalaron dos tipos de cocina, las de hierro fundido, esmaltadas en color negro y decoradas con herrajes de latón, que se conocen como “cocinas negras”, y las cocinas de chapa blanca, de menor precio que las anteriores y conocidas popularmente como “cocinas blancas”.

Elementos de una cocina económica

Elementos de una cocina económica

Una cocina económica se compone de los siguientes elementos:

  1. Normalmente en la parte izquierda se ubica el brasero, se trata del compartimento donde se quema el combustible. Se puede acceder a él a través de  la boca de alimentación de la parte superior, formada por una serie de anillos de fundición concéntricos, o bien a través de una portezuela en el frontal de la cocina, ésta última no  disponible en todos los modelos.
  2. Debajo del brasero, y comunicado con éste mediante una rejilla se encuentra el cenicero, especie de cajón que recoge las cenizas de la combustión y en  cuyo frontal se disponen unas hendiduras que permiten la entrada de aire necesario para una buena ignición.
  3. Al lado del brasero y el cenicero se encuentra el compartimento que actúa como horno.
  4. En la parte derecha, algunas cocinas poseen un deposito de agua caliente denominado calderín o paila bien para uso sanitario, bien para alimentar una red de radiadores.
  5. Todas las cocinas disponen de una chimenea para la evacuación de humos y perpendicular a ésta se desliza una plancha metálica, denominada tiro, que regula la salida de humos.
  6. Debajo del horno existe un pequeño compartimento comunicado con la chimenea para la limpieza de ésta.

Fuentes: Las cosas nuestras de cada día, Charles Panati, Hergom
Imagen: Breixo Perez

2 responses to this post.

  1. Posted by angela on 10 noviembre, 2013 at 18:30

    quanto puede custar una cocina con califator de agua

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s