Posts Tagged ‘construcción’

El hórreo asturiano

El hórreo, en asturiano hórrio, horru u horro es un tipo de granero, se trata de una edificación de planta cuadrada construida en madera, con una cubierta de teja, pizarra o incluso vegetal a cuatro aguas y todo ello sustentado por cuatro columnas, denominadas pegollos (1).

Los pegollos pueden ser de piedra o madera y se apoyan sobre una piedra plana de forma cuadrada o rectangular llamada pilpayo (2) que actúa como aislante de la humedad, a su vez, sobre los pegollos descansan las muelas (3), piedras planas con forma cuadrada o rectangular, que impiden la subida de roedores. Sobre las muelas, se asientan los trabes (4), grandes vigas de madera generalmente de roble o castaño que dan base al resto de la estructura. Sobre los trabes se asientan las cuatro paredes del hórreo, formadas por tablas verticales de madera , denominadas colondras (5), que junto con las vigas superiores llamadas liños (6) soportan el tejado (7).

Para subir al hórreo se levanta una escalera de piedra denominada patín (8) y que nunca llega a la altura de la puerta, buscando con ello de nuevo poner trabas a los ratones. Desde el patín se accede a un estribo o tablón, colocado bajo la puerta llamado tenovia o talandoria que cuando va de muela a muela a lo largo de todo el trabe, se denomina talamera (9).

Desde el punto de vista funcional, el principal uso de un hórreo es el de almacenar los distintos alimentos que una casería va produciendo, ya sean los frutos de las cosechas, las piezas de la matanza, quesos, etc; y que gracias a las peculiares características constructivas de éste, se encuentran aislados de la humedad y del acceso de roedores, permitiendo con ello su consumo a lo largo del año en idóneas condiciones. Debajo del hórreo se cobijaban carros, aperos de labranza, etc.

Partes de un horreo

Principales partes de un hórreo

Fuentes: El Spacio de Maia, Educastur [PDF]
Imagen: Antonio Alba

Anuncios

Constructor

Carátula de Constructor

Carátula del Constructor

Otro de mis primeros videojuegos para PC favoritos fue el Constructor. Perteneciente al género de estrategia en tiempo real, y acompañado de un hilarante toque de humor, fue desarrollado en 1997 por System 3 y distribuido por Acclaim.

El objetivo principal del juego es convertirte en un adinerado constructor. Partiendo de un pequeño grupo de obreros podremos empezar a construir diversos tipos de viviendas que arrendaremos a nuestros inquilinos y de esta forma obtener algún tipo de beneficio. Las viviendas se dividen en varios niveles según el material del que estén fabricadas e inicialmente se encuentran bloqueados hasta que logremos cumplir cierto hito. Así por ejemplo, para construir una vivienda de cemento deberemos haber construido previamente la fábrica de cemento. A su vez, la construcción de ésta viene precedida de la obtención del permiso del ayuntamiento otorgado por el cumplimiento de otro objetivo. En este caso por la construcción de todos los tipos de viviendas del primer nivel.

Por otra parte los inquilinos también se dividen en varios niveles, y según el tipo de éste podremos obtener un beneficio u otro. Por ejemplo, para los inquilinos de primer nivel podremos elegir entre obtener una renta, o que tengan como descendientes inquilinos de su mismo nivel o obreros. Además si cumplimos cierto objetivo, en este caso instalar un ordenador en su vivienda , podremos elegir que sus futuros hijos sean inquilinos de nivel superior y así poder tener individuos para alquilar las viviendas de niveles superiores.

Captura del Constructor

Captura del Constructor

Pero en el Constructor no estamos solos, si no que habrá hasta tres posibles jugadores con la misma misión que nosotros. Para conseguir derrotarlos no solo bastará hacer una eficiente gestión inmobiliaria, si no que entre otras cosas debemos enviar distintos personajes “molestos” a su población con la intención de perturbar la tranquilidad de su vecindario. Aunque como es lógico ellos también podrán hacer lo mismo con nosotros. Para tratar de neutralizar este tipo de actuaciones dispondremos de dos métodos. El primero es el uso de la policía al que podremos acceder gracias a los inquilinos de segundo nivel. Otra opción, si bien más radical, es hacer negocios con la Mafia para que se ocupen de estos personajes, aunque no es conviene abusar de esta opción, ya que podrían llegar a ponerse en nuestra contra.

Su secuela, Constructor: Street Wars (conocido como Mob Rule en los Estados Unidos) fue desarrollado en 1999, pero no logró alcanzar el éxito de esta entrega.

Descargar
Imágenes: juegosabiertos.com