Posts Tagged ‘Madrid’

Las puertas de Madrid

Paseando por Madrid te puedes encontrar, entre otras, con la Puerta de Alcalá, la Puerta de Toledo, la Puerta de San Vicente, pero… ¿Cuál es la razón de que existan varias construcciones de este tipo?

Su origen se remonta a los primitivos accesos que salpicaban las sucesivas murallas que rodeaban la ciudad desde la Edad Media. En el S. XVII, las salidas de Madrid estaban flanqueadas por cinco puertas  de registro, donde se pagaba un arancel: Segovia, Toledo, Atocha, Alcalá y Bilbao (también conocida como Pozos de la Nieve) y catorce portillos: Vega, Vistillas, Gilimón, el Campillo del Mundo Nuevo, Embajadores, Valencia, Campanilla, Recoletos, Santa Bárbara, Maravillas, Fuencarral, Conde Duque, San Bernardino y San Vicente.

Situación de puertas y portillos en los distintos perímetros amurallados

Situación de puertas y portillos en los distintos perímetros amurallados

La puertas de registro permanecían abiertas hasta las diez de la noche en la época invernal, y una hora más durante el estío. Tras ese horario, y sólo en caso necesario, un retén de vigilancia formado por los conocidos como portazgueros, permitía el paso. Eran atravesadas por peatones y mercancías indistintamente. Por otro lado, los portillos permanecían abiertos a lo largo del día y cerrados durante toda la noche y eran pasos exclusivos para transeúntes.

Puerta de Alcalá

Puerta de Alcalá

Con el paso de los años muchas puertas fueron desapareciendo. Otras, en cambio, se derribaron para construirlas posteriormente con un marcado carácter monumental. Son éstas últimas las que han llegado hasta nuestros días: La Puerta de Alcalá construida durante el reinado de Carlos III, Puerta de San Vicente, replica de la original, del mismo periodo que la anterior y que se desmontó para facilitar la circulación del lugar donde se encontraba, perdiéndose posteriormente la pista de sus restos y Puerta de Toledo, levantada en época de Fernando VII.

Puerta de Toledo

Puerta de Toledo

Mención aparte merece la Puerta de Hierro, que fue erigida durante el reinado de Fernando VI, como entrada al Real Sitio de El Pardo, zona de caza históricamente reservada a la monarquía española. En 1991, para facilitar la ampliación de la autovía A-6, fue desmontada piedra a piedra y trasladada a una isleta cercana a su primitivo enclave.

Fuentes: Historias matritenses y Wikipedia: 1, 2
Imagen: Historias matritenses

Adios al último expreso

La semana pasada, hizo su último viaje el último expreso que comunicaba Asturias con Madrid. El tren denominado “Estrella Costa Verde“, partía de la estación de Jovellanos, en Gijón, a las 22.30h. A la cabeza, la locomotora eléctrica Mitsubishi 251.004. Este modelo de locomotora, apodada “Japonesa y media“, es la única de las 30 locomotoras que componen esta serie, que conserva el esquema de colores originario de los años 80 -fondo azul, franja frontal y línea lateral en color amarillo y rejillas de ventilación plateadas-, década en la que entraron en funcionamiento estas locomotoras arrastrando al expreso asturiano. En la cola del tren, la composición habitual de los últimos años, un coche con asientos de clase preferente, el A12t-9008, y otro de camas, concretamente el WL26x-7109.

Salida del “Estrella Costa Verde”, en Gijón, el 21 de diciembre de 2007

Este servicio, que contaba con 133 años de historia, se suprime debido a la reorganización de las líneas que Renfe Operadora esta llevando a cabo en el norte, a raíz de la puesta en funcionamiento de la línea de alta velocidad entre Madrid y Valladolid. En 1874, cuando se iniciaban las conexiones ferroviarias de Asturias con la meseta, la duración del viaje se prolongaba en día y medio. En 1884, con la entrada en servicio de la línea de Pajares, el viaje se redujo a 23 horas y media. La década de los 80 del siglo pasado, son los años dorados del expreso, el cual podía llegar a contar con composiciones de hasta 22 coches, tanto de primera, segunda, literas, camas y cafetería, como vagones de paquetería, correo o unidad para vehículos, en verano. Actualmente, la mayoría de las veces, el expreso llevaba dos vagones, uno de asientos y otro de camas. A su llegada a Venta de Baños, en Palencia, se unía al expreso procedente de Santander y de igual denominación, y al del País Vasco, denominado “Estrella Costa Vasca”, que previamente se había formado por la fusión de los trenes de Irún y Bilbao en Miranda de Ebro. El expreso llegaba a Madrid-Chamartín a las 7 y media de la mañana con 10 vagones.

Fuente: La Nueva España: 1, 2, 3

El “Alvia” en Asturias

El primer tema al que hacía referencia en la seccion Mix de WEBKOKE, era acerca de los nuevos trenes de cercanías Civia, asi que como primer post (sin contar el de presentación) en este blog, voy a hablar de otro tren, el Alvia.

El pasado martes 6 de noviembre, Renfe puso en servicio los nuevos trenes de la serie 130, denominados Alvia, que cubren el trayecto Gijón-Madrid-Alicante. Alcanzan los 220 km/h en vias de ancho ibérico y superan los 250 en vias de ancho internacional. Son trenes de “rodadura desplazabe” lo que les permite cambiar de ancho de via automaticamente sin detenerse a 10 km/h.

Cuando el 22 de diciembre se inagure la línea Madrid-Valladolid, actualmente en obras, se ahorrara hasta una hora y media en el viaje. Los Alvia estan construidos por el consorcio TalgoBombardier y forman parte de un lote de 45 unidades que Renfe adquirió, por un importe de 584 millones de euros.


El “Alvia” procedente de Gijón, efectua su salida en la estación de Valladolid con destino Madrid.