Posts Tagged ‘sistema’

Recordando las matrículas provinciales

Corría el año 1900 cuando se comenzó a matricular los vehículos con una placa en la que figuraban una, dos o tres letras como representación de la provincia y a continuación seis cifras. No fue hasta los inicios de la década de los 70 cuando en vista de que todas las posibles combinaciones para la provincia de Madrid llegaban a su fin, se tomó la decisión de sustituir las seis cifras por cuatro cifras y dos letras, siendo la placa M-960985 la última en utilizarse en 1971.

Primera matrícula provincial de Madrid

Primera matrícula provincial de Madrid

Para determinar que letras representaban a una provincia se tenían en cuenta las siguientes reglas:

  • Cuando la denominación de dos provincias empezaba por dos letras iguales, se utilizaba una sola letra para la provincia de mayor población y dos para la de menor, por ejemplo: B para Barcelona y BA para Badajoz, M para Madrid y MA para Málaga o V para Valencia y VA para Valladolid.
  • En el resto de territorios donde podía existir confusión, la segunda letra era la diferenciadora: GE para Gerona, GR para Granada y GU para Guadalajara o Lo para Logroño y Lu para Lugo
  • Si la capital era heterónima con respecto a la provincia, se prefirieron las siglas de la capital: PM para Palma de Mallorca en lugar de Baleares, VI para Vizcaya en lugar de Álava, BI para Bilbao en lugar de Vizcaya y SS para San Sebastián en lugar de Guipúzcoa.
  • Excepciones a la anterior regla fueron las siguientes: NA para Navarra, el topónimo PA de Pamplona no se impuso; GC para Gran Canaria y TF para Tenerife donde lo que prevaleció fue el nombre de la isla mayor de cada provincia u O para Asturias, donde pese haberse modificado la denominación de la provincia a Asturias en vez de Oviedo durante la democracia, y por tanto haber utilizado el topónimo AS, se mantuvo el sistema anterior.
  • Las matriculas que contenían tres iniciales, pasaron a tener dos, teniendo en cuenta la tercera letra: Albacete de ALB a AB, Caceres de CAC a CC, Castellon de CAS a CS y Segovia de SEG a SG.

Existieron dos casos, ML para Melilla y TER/TE para  Teruel que no se ajustaron a ninguna de las reglas anteriores.

La matrículas más curiosa perteneciente a este sistema de matriculación

La placa más curiosa perteneciente a este sistema de matriculación

En los últimos años en que estuvo vigente el uso de siglas provinciales, la Dirección General de Tráfico permitió, en el ámbito de la normalización lingüística con el resto de las lenguas cooficiales del Estado, que las placas pudieran ser modificadas así: GE paso a GI (Girona), OR paso a OU (Ourense) yPM paso a IB(Illes Balears).

A continuación se muestra una tabla resumen con todos los indicativos:

VI Álava CO Córdoba LU Lugo SEG/SG Segovia
ALB/AB Albacete C La Coruña M Madrid SE Sevilla
A Alicante CU Cuenca MA Málaga SO Soria
AL Almería GE/GI Gerona MU Murcia T Tarragona
AV Ávila GR Granada PA/NA Navarra TER/TE Teruel
BA Badajoz GU Guadalajara OR/OU Orense TO Toledo
PM/IB Islas Baleares SS Guipúzcoa O Asturias V Valencia
B Barcelona H Huelva P Palencia VA Valladolid
BU Burgos HU Huesca GC Las Palmas BI Vizcaya
CAC/CC Cáceres J Jaén PO Pontevedra ZA Zamora
CA Cádiz LE León SA Salamanca Z Zaragoza
CAS/CS Castellón L Lérida TE/TF Santa Cruz de Tenerife CE Ceuta
CR Ciudad Real LO La Rioja S Cantabria ML Melilla

Este sistema funcionó hasta el año 2000 en que se instauró el modelo europeo sin sigla provincial, siendo la última matrícula del sistema provincial: M-6814-ZX.

Fuente: Wikipedia
Imágenes: El espacio de las matrículas y Motorpasión

 

 

Anuncios

Nomenclatura de las carreteras nacionales

El conjunto de tres cifras que identifican las carreteras nacionales españolas no es algo aleatorio, si no que viene determinado por un conjunto de reglas. Este sistema de identificación que tiene su origen en el cuarto Plan General de Carreteras fue ejecutado de 1939 a 1941 y se conoce como Plan Peña debido al apellido del Ministro de Obras Públicas de aquel entonces.

Estableciendo Madrid como punto central, se divide España en seis sectores, delimitados por las seis carreteras nacionales radiales (asociadas hoy en día a las principales autovías del país):

  • N-I/A-1 (Autovía del Norte): Madrid-Irún
  • N-II/A-2 (Autovía del Nordeste): Madrid-Gerona
  • N-III/A-3 (Autovía del Este): Madrid-Valencia
  • N-IV/A-4 (Autovía del Sur): Madrid-Cádiz
  • N-V/A-5 (Autovía del Suroeste): Madrid-Badajoz
  • N-VI/A-6 (Autovía del Noroeste): Madrid-La Coruña

Partiendo de este premisa, la primera cifra correspondería al sector donde nace la carretera. El sector 1 estaría delimitado por la N-I y la N-II, el sector 2 por la N-II y la N-III y así, sucesivamente.

A continuación volvemos a dividir España, pero esta vez en cinco círculos concentración, tomando de nuevo como centro Madrid, y a una distancia de 100 Km entre cada uno. De esta forma se obtendría la segunda cifra, por ejemplo, una carretera que naciera en el circulo mas interno, es decir de 0 a 99 km, le correspondería un 0, en el siguiente circulo un 1, etc.

Finalmente la tercera cifra es el número de orden, teniendo en cuenta que si es una nacional transversal, es decir, no tiene dirección hacia Madrid, el número de orden sería par y si es radial, y por tanto con dirección a la capital española, sería impar.

Veamos un ejemplo:

La N-634, es una carretera que recorre toda la costa cantábrica partiendo de Recalde, un pueblo de San Sebastián, hasta Santiago de Compostela. Aplicando las reglas anteriormente descritas, tenemos que:

  • Nace entre la N-VI y la N-I, ya que su primera cifra es un 6
  • A continuación el 3, nos indica que su origen se encuentra a una distancia de entre 300 a 399 km de Madrid.
  • Y finalmente la última cifra nos señala que su dirección no es la capital española, ya que es un número par.

Fuente: Wikipedia