Archive for the ‘¿Por qué…?’ Category

Las puertas de Madrid

Paseando por Madrid te puedes encontrar, entre otras, con la Puerta de Alcalá, la Puerta de Toledo, la Puerta de San Vicente, pero… ¿Cuál es la razón de que existan varias construcciones de este tipo?

Su origen se remonta a los primitivos accesos que salpicaban las sucesivas murallas que rodeaban la ciudad desde la Edad Media. En el S. XVII, las salidas de Madrid estaban flanqueadas por cinco puertas  de registro, donde se pagaba un arancel: Segovia, Toledo, Atocha, Alcalá y Bilbao (también conocida como Pozos de la Nieve) y catorce portillos: Vega, Vistillas, Gilimón, el Campillo del Mundo Nuevo, Embajadores, Valencia, Campanilla, Recoletos, Santa Bárbara, Maravillas, Fuencarral, Conde Duque, San Bernardino y San Vicente.

Situación de puertas y portillos en los distintos perímetros amurallados

Situación de puertas y portillos en los distintos perímetros amurallados

La puertas de registro permanecían abiertas hasta las diez de la noche en la época invernal, y una hora más durante el estío. Tras ese horario, y sólo en caso necesario, un retén de vigilancia formado por los conocidos como portazgueros, permitía el paso. Eran atravesadas por peatones y mercancías indistintamente. Por otro lado, los portillos permanecían abiertos a lo largo del día y cerrados durante toda la noche y eran pasos exclusivos para transeúntes.

Puerta de Alcalá

Puerta de Alcalá

Con el paso de los años muchas puertas fueron desapareciendo. Otras, en cambio, se derribaron para construirlas posteriormente con un marcado carácter monumental. Son éstas últimas las que han llegado hasta nuestros días: La Puerta de Alcalá construida durante el reinado de Carlos III, Puerta de San Vicente, replica de la original, del mismo periodo que la anterior y que se desmontó para facilitar la circulación del lugar donde se encontraba, perdiéndose posteriormente la pista de sus restos y Puerta de Toledo, levantada en época de Fernando VII.

Puerta de Toledo

Puerta de Toledo

Mención aparte merece la Puerta de Hierro, que fue erigida durante el reinado de Fernando VI, como entrada al Real Sitio de El Pardo, zona de caza históricamente reservada a la monarquía española. En 1991, para facilitar la ampliación de la autovía A-6, fue desmontada piedra a piedra y trasladada a una isleta cercana a su primitivo enclave.

Fuentes: Historias matritenses y Wikipedia: 1, 2
Imagen: Historias matritenses

¿Por qué se llama plaza de la Escandalera?

Charlando con una amiga acerca del origen del término “Escandalera” para denominar a la popular plaza ovetense, cada uno conocíamos un motivo distinto. Buscando quien de los dos tenía razón, descubrí que no solo existían dos versiones, si no que había más…

Situándonos donde ahora se encuentra el edificio conocido como Banco Ibérico, en la parte este de la plaza, existía una cárcel para mujeres conocida como “La Galera”. Una primera interpretación sugiere que el término pudo originarse por los escándalos que se oían procedentes de esta prisión.

Plaza de la Escandalera en los años 20 del siglo pasado

Plaza de la Escandalera en los años 20 del siglo pasado

Dos versiones más, ambas vinculadas con un mercado que allí se instalaba, son las que relacionan el término con el escándalo que allende se producía entre comerciantes y clientes por un lado, y con la venta de escanda por otro. Esta última hipótesis está siendo desechada basándose en varios documentos históricos, entre los que podemos citar: Las “Ordenanzas de 1274″ que reconocen que el mercado de este cereal tenía lugar dentro de la villa (ciudad amurallada): “nenguna sebarsera non conpre escanda fuera de la villa“, y por tanto, no en las afueras donde se encontraría la zona que ahora ocupa la plaza; y los “Autos de buen gobierno y policía de 1791″ y las “Ordenanzas Municipales de 1814″ que admiten la existencia de una mercado de escanda, pero en el Fontán: “todos los granos habrían de venderse en los soportales de la acera que mira al Oriente y su inmediación” y que allí se pusieran: “los que venden escanda, trigo y cebada”.

Otra interpretación relacionada también con la escanda, es que en esta plaza esperaban las mujeres a ser contratadas para ir a recoger la escanda a los campos situados en la falda del Naranco y por ello eran conocidas como “Las Escandaleras“.

Plaza de la Escandalera a principios de los años 70 del sigo pasado

Plaza de la Escandalera a principios de los años 70 del sigo pasado

Y finalmente existen dos versiones con mayor grado de aceptación, la que remite a la gran manifestación que en aquella plaza se concentró el 27 de marzo de 1881 contra los proyectos de trazado del ferrocarril en el puerto de Pajares, que se consideraban perjudiciales para los intereses de Asturias , versión discutible ya que al parecer dicha concentración fue pacífica, dado que representaba la unánime opinión de los asturianos. Y la interpretación más fiable, que tiene que ver con las acaloradas discusiones que se produjeron en el año 1880 en el seno de la corporación municipal y  la prensa local con motivo de la alineación de la primera casa construida en la esquina de la calle San Francisco y la calle Fruela.

Sea como fuere, lo que si es cierto es que la plaza tuvo distintas denominaciones a lo largo de su vida, se nombró como plaza del General Ordoñez en 1911, de la República entre 1931 y 1937 , del Generalísimo de 1937 a 1979 y finalmente de la Escandalera desde el 29 de junio de 1979, en que el pleno municipal acordó reconocer oficialmente por primera vez el nombre de Escandalera, con el que popularmente siempre fue conocida esta plaza.

Plaza de la Escandalera en la actualidad

Plaza de la Escandalera en la actualidad

Fuente: WikipediaEnciclopedia de Oviedo, Página de Facebook de T Oviedo (comentarios de Ramón Álvarez-Borbolla García, Manolo Delgado y Miguel Sáenz de Santa María Elizalde)
Fotos: Teatro Campoamor, Página de Facebook de T Oviedo, Enciclopedia de Oviedo

¿Por qué ya no hay helados de Miko y Camy?

Representación gráfica del movimiento comercial

Representación gráfica del movimiento comercial

En relación con este post anterior, he querido rescatar un tema ya publicado en la extinta sección Mix de WEBKOKE y en el cual, se desvelaba el porque de la desaparición de las marcas Miko y Camy.

El verano de 2004 arranca por un lado con la desaparición de los helados Miko y Camy, y por otro con el nacimiento de una nueva marca: Helados Nestle, con un logotipo muy similar al utilizado hasta entonces por Camy. Dato este que me induce a pensar en un absorción de Camy por la firma suiza,  al igual que ocurrió tiempo atrás, con los yogures Chambourcy. Después de un fructífera búsqueda obtengo la siguiente respuesta:

Nestlé ha decidido suprimir en España las marcas genéricas Miko y Camy de su gama de helados, que a partir de ahora usarán la denominación común Helados Nestlé. Sólo Miko se mantendrá como referencia del canal de helados de consumo en el hogar. (En la actualidad, este canal también ha pasado a denominarse Helados Nestle).

Fuentes de la compañía indican que esta nueva estrategia, que ya se ha llevado a cabo con éxito en otros países,  busca aprovechar “la solidez de la marca Nestlé” para “impulsar el liderazgo” del grupo en este negocio, donde prevén un “fuerte crecimiento” en los próximos años.

La nueva marca fusionará los catálogos de productos que hasta ahora distribuían por separado ambas marcas, aunque únicamente se mantendrán los de mayor éxito. Además la compañía realizará un lanzamiento de nuevos productos.

Fuentes: Cinco Días, Tormo

¿Por qué no existe la unidad B:?

Pues si que existe, o quizás habría que decir que existió. Se trata de una unidad, que al igual que la unidad A: está destinada para discos flexibles. Su existencia data de la aparición de los primeros ordenadores personales.

En aquellos tiempos, los discos rígidos (discos duros) tenían un coste muy elevado y una buena parte de los ordenadores que se vendían, no lo traían incorporado. De aquí surge la necesidad de operar con dos disqueteras, ya fueran de 5 1/4 ó 3 1/2, el sistema operativo DOS, asignaba dos unidades de disco, para los discos flexibles. La primera (A:) servía para arrancar el ordenador mediante un disquete, desde la segunda (B:) se cargaban las aplicaciones.

Con el tiempo, los ordenadores con dos disqueteras fueron desaparecieron y la unidad B: quedo reservada a ese lector de discos flexibles.

Fuentes: Simbiontes, Yahoo! Respuestas, Laneros