Mi suplicio con la Wii

Después de estar unas semanas cavilando en adquirir la Wii, por fin, la semana pasada me decidí. Días antes había estado recorriéndome los centros comerciales en busca del Wii Play; Media Markt, Fnac, Carrefour, Eroski, El Corte Inglés y en todos ellos agotado. Al final el jueves entré en Toys ‘R’ Us y lo encontré.

Así que el viernes cogí el coche y me presente allí, aprovechando que tenían el Wii Play, compre también la consola. Después de agasajarme con vales de descuento y un peluche, regresé a casa. Abrí la caja y me puse a desembalar cada accesorio cuidadosamente. Puse las pilas al mando que acompaña a la consola y se encendieron las lucecitas azules al pulsar los botones. Luego me puse con el mando que acompaña al Wii Play, y al poner las pilas y pulsar los botones no se encendieron las luces. Ya me dio mala espina, pero pensé que al no ser el mando que venía con la consola, necesitaría algún tipo de sincronización…

Instale la consola, y me puse a probarla. En primer lugar sincronizar los mandos. El que venía con la consola sin problemas en seguida se configuró como mando número 1, pero el que venía con el Wii Play nada, no suscitaba ninguna luz, sonido o vibración en él. Después de comprobar las pilas y reintentar la sincronización varias veces, regresé a Toys ‘R’ Us para que me lo cambiaran.

Una vez allí me atendió la responsable de videojuegos, me trajo otro Wii Play y un mando individual, abrió uno, puso las pilas y no encendían las luces como me ocurrió al ponérselas al mando que adjuntaba la consola, abrió el otro y lo mismo. Es lógico que tres mandos no pudieran estar estropeados y por tanto algo estaba haciendo mal… aunque me extrañaba ya que suponía que configurar los mandos seria algo sencillo. No obstante me dio la posibilidad de abrir otro mando más, pero nada, resulto igual que antes. Así que quedamos en que eligiese de los 4, el que quisiera, y lo probase en casa, y en caso de seguir sin funcionar volviera y que ellos me ayudaran a realizar la supuesta configuración.

Regrese a casa, y me puse a sincronizar el mando, automáticamente lo reconoció como mando número 2. Así que llame a mi hermano y nos preparamos para jugar un partido de tenis. Pero parece ser que el destino me tenia guardada otra mala jugada y cuando estaba leyendo el disco, empiezan a escucharse una serie de sonidos extraños, al cabo de un minuto, pantalla en negro con el siguiente error: “Se ha producido un error. Pulsa el botón EJECT, extrae el disco y apaga la consola”. Realizo la sugerencia y otra vez el mismo error. Aunque era poco probable, pensé en que igual el disco de Wii Sports estaba rallado, así que lo saque e introduje el Wii Play, pero nada, error de nuevo. Sin creerme que ahora lo que no funciona era la consola y dado que me tenía que ir, le dije a mi hermano que regresase a Toys ‘R’ Us, que les comentase lo sucedido y que les dijera que se la cambiaban por otra o que le devolvieran el dinero.

Al día siguiente mi hermano me cuenta lo sucedido. Le dijeron que la iban a probar ellos, que la dejase allí y el lunes fuera a buscarla. Pero a mi no me hacia mucha gracia tener que esperar hasta el lunes, así que me acerque hasta allí con la excusa de que no podía pasar a recogerla por semana, ya que no tenia opción de desplazarme hasta allí. Así que les pedí si podían cambiármela ahora, o devolverme su importe. La dependienta después de escucharme, llamó a quien creo que era la gerente. Una vez que le explique lo acontecido con la consola, en primer lugar me responde que el dinero no me lo podía devolver, ya que no se devuelve el importe, en este tipo de productos, cosa que ya me imaginaba, aunque desconozco si es así en todos los sitios. Y en segundo lugar me explica que la garantía de la Wii, es desde el primer día de compra con Nintendo, que ellos no tienen nada que ver. Me comenta como otras consolas como la PlayStation, o la Nintendo DS, si que tienen garantía con ellos y al cabo, de 15 días, está ya corresponde con el fabricante. Indignado por este hecho, me explica que tengo que llamar a un 902, al soporte técnico de Nintendo, para que me vengan a recoger, posiblemente Seur, la consola, y que al cabo de unos días, que no me sabe precisar, me la devolverán reparada. No obstante me comenta que van a probar la consola y que me va a llamar la responsable de videojuegos, para explicarme como es el asunto de la garantía con Nintendo.

Pues bien, decepcionado regresó a casa, haciéndome a la idea de que no iba poder jugar a la consola al menos durante un par de semanas. Pero, cual es mi sorpresa, que a media tarde me llaman por teléfono, y me comunican que me van a cambiar la consola por una nueva y el mando que por lo visto tampoco les funcionaba. Así que de nuevo regreso a Toys ‘R’ Us, la dependienta se da cuenta de que soy “El de la Wii” y llama a la responsable de videojuegos. Me aparece con dos cajas de Wii, y me explica lo ocurrido. Me cuenta que la consola no le leía el juego, entonces que probó con otra consola y que cuando iba a jugar, tampoco le funcionaba el mando, así que cogió el que traía esta última. Le comento que no veía muy razonable el asunto de la garantía y me dice que ella tampoco lo ve lógico, que de echo a la gerente no le había parecido muy bien que me hubiera recogido la consola. A lo que ella le respondió que con que cara le iba a dar al cliente una consola estropeada comprada el día anterior y que además, también había adquirido un mando extra que estaba defectuoso. Me explica que no le parece justo que para algo que cuesta tanto dinero, no se disponga ni siquiera de un día para poder cambiarla. Atendiendo a esto, le digo que no entiendo como ayer pudo comprobar hasta tres mando distintos para cambiármelo por el mío defectuoso y que para una consola que cuesta bastante más, no exista esta opción. Me comenta que es lo que dicta Nintendo, y que mucha gente que viene con la consola estropeada, no pueden ni recogérsela. Al final me explica de nuevo, que me da mi anterior caja de la Wii con la consola y el mando nuevo y me da las gracias.

Satisfecho, salgo del centro comercial, muy agradecido a la responsable de videojuegos, que por cierto, se llamaba Cristina, por el trato recibido y porque gracias a una decisión suya, a título personal, tengo la Wii funcionando a la perfección en mis manos.

2 responses to this post.

  1. Hmm, según la Ley de Garantías de Bienes de Consumo creo que eso de “la garantía pasa a Nintendo” es falso. Durante dos años el que provee la garantía es la tienda donde has comprando el bien, y sólo la tienda. Artículo 9:

    El vendedor responde de las faltas de conformidad que se manifiesten en un plazo de dos años desde la entrega.

    Responder

  2. Pues seguramente sea así, el problema es que somos tantos los que desconocemos nuestros derechos como consumidores, que se aprovechan de nosotros.

    Me gustaría saber que me diría la gerente, si le pusiera el artículo que citas “encima de la mesa”.

    Un saludo.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s